Renuncia de responsabilidad de cookies

Acepto Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en tu dispositivo con el fin de ofrecer un mejor contenido y para fines estadísticos. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Al navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador usted nos está autorizando a almacenar esa información en su dispositivo.

Historia del Teatre

1667 - 2017

Inauguración

1667

El 27 de agosto de 1667, se inauguró el teatro con el nombre de Casa de las Comedias y con una capacidad de 800 personas. Antes, se había reunido una junta de teólogos para determinar si la representación de comedias era lícita. Esta Casa de las Comedias presentaba una planta básicamente rectangular, de tres pisos y cuatro pisos de palcos, con sala y escenario. Tenía vestíbulo, un café, corredores, escaleras de acceso a los niveles y algunos almacenes. Seguía el modelo de los corrales, alejándose, pues, de la forma curva adoptada en gran parte de Europa. En 1788, en la fachada, se hizo un pórtico, arqueado, sobre el cual descansaba una terraza.

Guerra de Sucesión

1715

Al acabar la Guerra de Sucesión, en 1715, el teatro se convirtió en el cuartel de las fuerzas partidarias de Felipe V. Después de pasar diversas penalidades, el edificio entra en decadencia.

El nuevo teatro

1854

En este año comienzan las obras del nuevo teatro, que dirige el arquitecto mallorquín Antoni Sureda i Villalonga. Durante las obras, las representaciones se trasladan al Círculo Mallorquín. La decoración interior es obra del escenógrafo francés Fèlix Cagé, que también decora el Gran Teatre del Liceu de Barcelona. Se inaugura el 19 de noviembre de 1857 con el nombre de Teatro de la Princesa y la inauguración contó con la asistencia de la Reina Isabel II y de la Princesa de Asturias.

La nueva construcción amplió la superficie con la adquisición de una propiedad vecina en el 1854, junto al escenario. La estructura resultante respondió al modelo usual de estos edificios de la época: planta semicircular y dos pisos. La fachada, por su parte, se articulaba en tres cuerpos. El central tiene mayor importancia por el tratamiento decorativo. Consta de tres pisos rematados por un frontón triangular al estilo de los templos de la antigüedad clásica, decorado con relevos de temática mitológica, las siete musas, obra de Ricard Anckermann. El piso inferior tiene tres portales con arco de medio punto. El primer piso tiene una hilada de ocho columnas jónicas y el segundo de columnas corintias.

Destaca del interior la decoración pictórica del techo, obra de Felix Cagé, en el cual se representa al dios Helios, sobre una cuadriga de caballos blancos, rodeado de representaciones alegóricas del teatro, la música y la danza. La planta de Sala tiene una forma cercana a la herradura.

El escenario es de proporciones cuadrangulares y el techo de la sala se hizo ligeramente curvado por cuestiones de acústica. Aparecen cuatro alturas de palcos, incluidas las de platea, que rodean el patio de butacas y acogen decoraciones en relieve.

Por su parte, el patio de butacas forma pendiente hacia el escenario en favor de la visualidad y también de la acústica.

1858

Tan solo un año después, el 12 de junio de 1858, tras una función de la ópera Macbeth un incendio destruye completamente el Teatro.

1860

Una vez reconstruido, por el mismo decorador y con los mismos planos, el teatro se vuelve a inaugurar el 14 de septiembre de 1860, ahora con el nombre de Teatro del Príncipe de Asturias. La representación escogida para la ocasión fue La campana de la Almudaina de Joan Palou i Coll y vuelve a asistir Isabel II.

1868

A consecuencia de la Revolución de 1868 el recinto vuelve a cambiar de nombre y pasa a denominarse Teatro Principal. Durante las luchas callejeras se derribó la estatua de mármol de Isabel II, que se encontraba en la Plaza de la Reina. Los restos de mármol de la pieza escultórica fueron utilizados para construir la escalinata de acceso del hall a la platea, que desapareció con la reforma de 2007.

Período de reformas

1932

El Teatre Principal ha sufrido muchas y diversas reformas y modificaciones en su estructura. La primera fue durante el año 1932 y cambia de manera importante la fisonomía interna del teatro con objeto de ampliar su aforo.

1975

Entre 1975 y 1978, después de un periodo de gestión privada, se recupera su explotación pública. En este periodo se reforma la zona del auditorio para dotarle de más capacidad. También se reforma la zona de los camerinos.

1980

Pasó a depender del Consell de Mallorca, heredero institucional de la antigua Diputación.

El actual Teatre Principal

2007

La última actuación en el Teatro Principal se empezó en 2002 y fue encargada al arquitecto Felipe Delgado Laguna. El proyecto, que concluyó en 2007, se ha asentado en la idea de adecuar el recinto a las actuales necesidades dotándole de los últimos avances tecnológicos. La ampliación pertinente se ha traducido en un cuerpo metálico exterior, totalmente neutro y en el interior la altura del escenario se ha ampliado de 14 a 23 metros. La sala, restaurada, conserva el aire del pasado.